24.6.08

¿conoces? ¡ja!


simetria del transporte, originally uploaded by ·júbilo·haku·.

a veces usamos palabras sin entender completamente el significado total de las mismas.. y decimos tonterias como "conozco Paris" (o Acapulco o Nueva York, o San Francisco o Xochimilco o La Habana o Londres) después de solo unas horas de estar ahí...

Recuerdo una ocasión en la que un amigo polaco.. me pregunta si se donde esta la embajada de polonia... le dije que suponía en que zona de la ciudad estaría.. "la mayoría están por allá", le comenté.. me preguntó entonces si había entendido bien (él) que había vivido casi toda mi vida en la Ciudad de México.... "Sí" confirmé... "pero jamás he tenido necesidad de ir a la embajada de tu patria"... continué..

Ahora pues.. como me he atrevido a decir que conozco X o Y ciudad.. cuando en la ciudad donde he vivido unos 11,000 días no se donde esta una embajada? (por no decir A o B calle)

¿Como podria decir que conozco, por ejemplo, Vancouver, en donde he estado 5 veces... ? sería lo mas irresponsable del mundo

y aún mas.. como puedo decir conozco a Inés (por decir un nombre) si nuestros caminos solo se han cruzado por unas decenas de horas?

¿Realmente a quien conocemos?

¿la foto? de una ciudad que "conozco"

14 comentarios:

  1. imaginate si eso sucede con ciudades, lo que nos toma de tiempo conocer realmente a las personas, dias, meses, años.. tal vez una vida no baste para eso.

    ResponderEliminar
  2. realmente no sabemos nada, solo pequeñas pinceladas de lo que creemos conocer, solo instantes, yo te puedo decir que Monterrey es una ciudad lluviosa y nublada, pero es solo mi experiencia,
    sospiro...

    ResponderEliminar
  3. uno se conoce a si mismo ?!

    Oh, que rezón tienes... que dificil sería decir que realmente conoces algo?!

    Diablos...

    Yo todavía me pierdo en la Condesa

    )'=

    ResponderEliminar
  4. Ver lugares nuevos es bonito. Platicar con nuevas personas, también. Y creo que lo más maravilloso de todo eso, no es el conocimiento sino su búsqueda.
    Intentar conocer a alguien pero siempre sentirse rezagado ante el encanto, la sorpresa y el descubrimiento -suspiro-
    Yo no conozco ni el lugar donde he vivido casi doce años. Y es que el lugar, como nosotros, también va cambiando...
    Saludoooos!

    ResponderEliminar
  5. Conocer, caray, ni siquiera se como voy a reaccionar ante ciertas situacion, no me conozco ni yo misma, mucho menos a una persona o una ciudad, ni siquiera al vecino.

    ResponderEliminar
  6. Y como dato complementario diré que la embajada está en la calle Cracovia, San Ángel, entre Revolución e Insurgentes.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Conocemos lo que nos es util y practico, lo que nos resulta interesant, lo que nos hes cotidiano y porque no lo que mas nos gusta, lo que nos emociona y asi. Es cierto que nadie conoce nada completamente seria ridiculo pensar que se conoce TODO de ALGO pero nos podemos dar cierta ideas, a veces no nos basta solo tiempo sino momentos para conocer a las personas

    ResponderEliminar
  8. Por suerte no lo conocemos todo, por suerte dudamos, nos interrogamos; el día que creamos conocerlo todo sobre todo... Ahí estaremos bien jodidos.

    ResponderEliminar
  9. RA, pero que lindo es intentarlo!

    san, momentos donde coinciden ciertos aspectos.. y nada mas

    pleia, yo no me se las calles en orden de la colonia donde crecí...

    ResponderEliminar
  10. ari, pero a veces no saber reacciones u opiniones complica la relacion con las ciudades... y las personas

    marianita, menos al vecino! yo ni se como se llama....

    pachito, a espaldas de pabellon altavista... si.. saludos!

    ResponderEliminar
  11. D-L, si si.. al 100% ni unos mismo.. a veces nos sorprendemos a nostros mismos... pero al menos poder saber un poco mas.. y o pasear a ciegas en la ciudad... o sorprendernos cada 5 minutos de alguien

    cintia, pero aun asi cuantas relaciones han comenzado con "quiero conocerte" ?

    ResponderEliminar
  12. Por eso, lo que mueve a seguir conociendo es el deseo. y, ¿qué sería de nuestras vidas si no tuviésemos la oportunidad de desear?

    ResponderEliminar
  13. Una vez Leo se sorprendió porque le dije que ya sabía que había llegado en auto ¿Cómo sabes?, me preguntó.

    "Porque te conozco como a la palma de mi mano"

    Fue mi respuesta. Pues sólo había visto que había llegado del estacionamiento, luego entonces, venía en auto. No lo conozco, ni a la palma de mi mano.

    ResponderEliminar
  14. sola, yo no reconoceria la palma d emi mano... en una impresiond e la misma

    ResponderEliminar