3.10.12

Vankuvero


Al escribir esto, llevo 630 días de vivir en Vancouver (un poco menos, si descontamos los días que he estado fuera de la ciudad, de viaje).

Hoy fue un día mas o menos normal de otoño. Comenzó en día, despertándome un poco antes de que sonara el despertador a las 6h42. Tomé mi teléfono, verifiqué que no hubiese correos de trabajo urgentes (estoy trabajando con servidores que se encuentran 24/7 disponibles a los clientes, así que parte del monitoreo es mi responsabilidad), saludé por WhatsApp a "ella" (por cierto que ¡maravillosa app!), prendí el radio (desde que iba en la secundaría, me acostumbré a escuchar noticias en radio por la mañana, el internet me permite escuchar ahora desde acá la estación mexicana de mi preferencia), respondi mis tiradas en los juegos de pseudo-scrabble (jugando con personas en mexico, eua, españa, argentina, canadá), acaricié al gato, me levanté, cociné el almuerzo, y después de asomarme por la ventana y ver que no llovería, salí a recorrer los 10 kms que separan mi casa de la oficina. (se puede ver la ruta aquí).

A los 3/4 de camino, una de mis vistas favoritas de la ciudad aparece, todos los días, con la luz cambiante con la hora, las estaciones y el clima. La ciudad tras el puente de Cambie. La ciudad de Vancouver esta compuesta por una serie de penínsulas, islas y territorio costero, por lo que es muy común tener que atravesar puentes para librar accidentes hidrogeográficos.

Llegué a la oficina, en la cual, no tengo horario estricto, utilizando calles y carriles especiales para bicicleta (durante el 90% del camino, al menos), encadené la bici en el soporte para bicis, subí al octavo piso, me preparé un café y trabaje, hasta las 12h30, que salí a tomar un café con una amiga.

Para esto, tomé de nuevo mi bicicleta, recorri un par de kilómetros, llegué al punto de reunion y platicamos en la terraza del café por una hora (o algo así) poniéndonos al día en las noticias. Sin demasiada prisa. Regrese en bicicleta a la oficina, trabajar mas. Hasta las 16h00, cuando una junta sobre la planeación a grandes rasgos de la compañía para 2013 se llevó a cabo. Estoy trabajando en una compañía de reciente fundación, por lo que el equipo aun es pequeños y nos damos ciertos lujos, como tener cervezas y comida durante la junta. Termina dicha junta, y salí de la oficina hacia una consulta abierta que realiza la ciudad sobre la planeación de nuevas rutas ciclistas.
Después de opinar un poco, resolve run par de dudas, me dirigí de nuevo en bicicleta ala estación del metro mas cercana, para ir por víveres al supermercado. En metro de Vancouver, y en todos sus autobuses, esta permitido subir la bicicleta. Camino a la estación del metro, pasé por la playa, English Bay, donde tomé la panoramica mostrada al principio de esta entrada. Me detuve, tome la foto, respiré, le marque por skype a "ella" le compartí por video el momento. Continue en bicicleta, subí al metro, compré leche, y pedaleé los restantes 5 kms a casa.

Termina el día, acaricio de nuevo al gato, comparto la noche a la distancia, y me doy cuenta que me gusta mucho vivir en una ciudad donde esto, es un día normal.

3 comentarios:

  1. Soooooospiro, ñ_ñ
    Un abrazo grande =D

    ResponderEliminar
  2. Lo que más me gusta de esta entrada es que haya escrito aquí y no en face :D, además de que exista una "ella"!!!
    Ya sabe, me fijo en esas cosas, aunque el paisaje y la tranquilidad también me gustaron.

    ResponderEliminar