17.7.11

471,369,863 kilómetros después...


SkyTrain: Marine Drive, originally uploaded by ·júbilo·haku·.

En general los humos somos homocentristas... o sea pensamos que la tierra, el sol, el universo gira para nosotros. No podemos imaginar que el planeta en el que vivimos es 71% océanos, y gran mayoría de lo que pasa en la inestable tierra pasa ahí, terremotos, volcanes, meteoritos, tipos de vida, especies, etc. La verdadera vida de la tierra pasa en el océano.

Nos imaginamos que el sol, el clima, la luna.. se mueven de acuerdo a nuestro imperfecto calendario, cuando todo es mas bien al revés.

Un ejemplo claro de esto es que cuando decimos "esta lloviendo" jamas conceptualizamos que esta lluvia que nos rodea esta tan solo en un área del 0.000002% de la tierra, y que el resto del mundo muere de calor, de frío, de sequía al mismo tiempo.

A pesar de saber que el mundo vive distintas horas, que mientras en Vancouver son las 10 horas, en la Ciudad de México son las 11, 12 o 13 dependiendo de la fecha, en Buenos Aires las 13 o 14, en Madrid 19 20 o 21... y esto sin hablar de países como Venezuela, India, China o Australia que tienen husos horarios desfasados por 30 minutos.

Todo esto viene a colación de mi estancia en una ciudad a unos 4,000 y tantos kilómetros de distancia de donde esta la mayoría de la gente que conozco.

La tecnología permite ver como las cosas allá siguen siendo las cosas de allá pero a los que están allá les parecen universales y como fácilmente las cosas acá podrían parecer universales y no solo de acá si la tecnología no nos permitiera ver lo que pasa allá.

Lo que quiero decir es.... después de 6 meses de vivir aquí, que es ahora el tiempo mas largo que he vivido fuera de mi ciudad natal... las cosas empiezan a verse mas como de acá... si no lo pienso demasiado siento ahora que Vancouver es el mundo, después de 30 años (descontando la infancia temprana, vacaciones, viajes largos y mudanzas) de sentir que el sur de la Ciudad de México era el universo....

Después de haber recorrido poco mas de cuatrocientos setenta millones de kilómetros alrededor del sol, me imagino a todos en un bus de acá, con el clima de acá, consumiendo los productos de acá.. tengo que detener el tren de pensamiento para recordarme a mi mismo como son las cosas allá...

Espero jamás dejar de pensar como son las cosas allá... para apreciar de donde vengo... y apreciar en donde estoy...

1 comentario:

  1. ¡Que bonito!
    Además aun puede seguir sabiendo como son las cosas en su ex-planeta, las ventajas de internet ¿no cree?
    Ahora que lo dice, me pasó en DF de pronto mi universo eran mis calles (preciosas por cierto) sospiro =)

    ResponderEliminar